Estudiante de SENDAS fuertemente afectada por terremoto en México

Cambiar Idioma / Change Language: English

Era cerca de la media noche cuando el terremoto de 8.2 en la escala de Richter sacudió la ciudad y a las familias de Juchitán, Oaxaca. Cientos de familias fueron afectadas. La familia de Noemí Anzueto es una de ellas.

Noemí es una Presbítero activa de la Iglesia del Nazareno y directora del Campus del Seminario Nazareno Mexicano en Juchitán, Oaxaca; también ella es estudiante de la Maestría de Orientación a la Familia de SENDAS.

El siguiente testimonio representa de alguna manera lo que muchas otras familias damnificadas están experimentado. Esto es sólo una breve porción de su testimonio que nos muestra cómo Noemí experimentó y ha experimentado el terremoto hasta días recientes. A continuación una breve recopilación de lo que ella misma nos ha compartido desde su corazón:

¨…Observé mi reloj y eran las 11:49 pm, una pieza más pensé… De una vez plancho mi ropa para el domingo. En ese momento comienza a mecerse la casa. Estaba sola en el segundo piso con mi hija… luego escucho un ruido retumbando y comenzó a moverse todo más fuerte… veía como salían las chispas de los transformadores tronando, veía el edificio de una clínica de 5 pisos a una casa de la mía como se mecía, solo podía decir ten misericordia Dios….Gracias iglesia del nazareno, gracias a Ministerios de Compasión, gracias a Edi Montejo, gracias a Stephen Sickel, gracias médicos voluntarios, gracias a todos por sus oraciones. Gracias… a la Iglesia Nazareno…¨.

food-eq

La Iglesia del Nazareno respondió inmediatamente al desastre y actualmente provee comidas en más de veinte centros de distribución en la zona afectada. Estos centros están suministrando tres comidas al día para más de 12.000 personas. Veinticinco médicos han proporcionado sus servicios muy necesarios desde que el hospital de la ciudad fue destruido en el terremoto. Además, once psicólogos llegaron un fin de semana para brindar asistencia a quienes sufrían de trauma y estrés debido al desastre.

Las Iglesias del Nazareno en ocho distritos continúan donando alimentos y suministros para ayudar a las víctimas del terremoto, pero se necesita más ayuda. Por favor considere dar a Nazarene Compassionate Ministries para que estos ministerios puedan continuar y la reconstrucción pueda seguir adelante en Juchitán, Oaxaca, México.
Actualmente Noemí y su familia se albergan en las instalaciones de la Iglesia Emmanuel de Juchitán, Oaxaca que ha servido como un refugio para muchas otras familias damnificadas.

Oramos porque Noemí y su familia, como las familias afectadas de la población de Juchitán, Oaxaca México, encuentren refugio en las manos amorosas de nuestro Dios. Creemos que la iglesia de Dios en momentos como estos son las manos de nuestro Dios misericordioso para todas estas familias.

Artboard 2hd2x

0