Nace la Iniciativa Bernabé

Co-auspiciado por el Ministerio de Educación y Desarrollo Pastoral para Mesoamérica, el Centro de Alabanza y Proclamación – CAP, de Oaxaca, México y el Seminario Nazareno de las Américas – SENDAS, se realizó en sus instalaciones de San José, Costa Rica el evento de lanzamiento de la Iniciativa Bernabé los días 7 y 8 de junio de 2019.

La actividad reunió a cuarenta y tres pastores principales, pastores asociados y cónyuges de los dos distritos de Costa Rica que se comprometieron a un proyecto de corto y mediano plazo en el cual se capacitarán personalmente y a través de seminarios web, y además serán mentoreados por un pastor o pastora al frente de una iglesia en crecimiento saludable consistente. Los dos superintendentes de distrito de Costa Rica participaron activa y entusiastamente de la actividad: Rev. Sirlene Bustos (Central) y Johnny Calvo (Norte).

El Dr. Rubén Fernández, coordinador de Educación y Desarrollo Pastoral inició con el tema:  ¿Porqué Bernabé? explicando cómo este discípulo de la Iglesia Primitiva había inspirado el nombre de la iniciativa por su proactividad y reproductividad.

El Rev. Wilfredo Canales, profesor de la Universidad Nazarena Olivet hizo una presentación magistral sobre “La crisis en la vocación y las transiciones pastorales”.

El Dr. Carlos Sáenz, Director Regional para Mesoamérica compartió sobre la “Identificación de los llamados”.

El evento de apertura incluyó el reforzamiento de la identidad denominacional a través de dinámicas de grupo sobre los Esenciales Nazarenos y su aplicación en el contexto, coordinadas por la Dra. Mónica Mastronardi, Editora de la Escuela de Liderazgo regional.

Durante la mayor parte de la conferencia, se escucharon presentaciones por parte del Dr. Elías Betanzos -pastor del CAP, la iglesia local más grande y creciente de toda la región, y superintendente del distrito Oaxaca Norponiente- y otros pastores de su equipo que lo acompañaron y que también están experimentando crecimiento sostenido: Guillermo Martínez, Josué Barrera, Juan de Dios González, Walter Gordillo y Natalio Cruz.

Dijo el Dr. Rubén Fernández acerca de la iniciativa:

“En la Región Mesoamérica estamos totalmente conscientes de que el crecimiento lo da el Señor, y nosotros somos simplemente colaboradores del Espíritu Santo en lo que Él ya está haciendo. Bernabé no se trata de copiar un modelo, sino de conocer algunos principios totalmente transferibles, que han ayudado a posibilitar que un distrito de nuestra región aumente el número de congregaciones de catorce a cincuenta y cinco en sólo ocho años (el 100 % de las cuales contribuye fielmente con su distrito) y el número de miembros en plena comunión de 2,991 a 12,002 en el mismo período.  Estos no son números nada más: son iglesias transformacionales impactando comunidades y seres humanos que tienen familias y que han tenido un encuentro personal con Jesús.

Costa Rica es el primer país en abrazar la iniciativa, pero sabemos que no será el último.  El proceso que inició en SENDAS en junio dura tres años, y el siguiente paso será una autoevaluación de cada iglesia local participante. A los tres meses se realizará un seminario web de seguimiento y en seis meses se tendrá un nuevo evento más enfocado y personalizado para los pastores y las pastoras que decidan continuar en la iniciativa. Estamos profundamente agradecidos al Dr. Elías Betanzos y al CAP por su inversión en los pastores y las pastoras de Costa Rica”.

La Iglesia de San Juan de Tibás, aprovechando la presencia del pastor Betanzos celebró una cena con fines evangelísticos conocida como MIES (que significa “Mi invitado especial” y es parte de los principios aprendidos en la Iniciativa Bernabé), a la que llegaron más de 150 personas, de las cuales más de 60 eran invitadas que no asisten a la congregación.

Dice el pastor Walter Caravaca:

“Desde el inicio la consigna era la oración, y los protagonistas fueron los miembros de la congregación que se comprometieron a orar con semanas de anticipación, por una o varias personas, ya sean amigos, familiares, compañeros, entre otros, que no conocieran de Cristo, con el propósito de invitarlas a participar de este evento especial y compartir no solo de alimentos, sino de un mensaje de esperanza, de reconciliación, de restauración y vida, que solo la Palabra de Dios puede traer.

La experiencia de ver la respuesta de tantas personas durante la actividad, fue muy gratificante y nos confirma el respaldo de Dios y del poder que tiene la oración en la vida de la Iglesia. Los invitados e invitadas recibieron un trato especial de parte de cada anfitrión y servidor que se dispuso para mostrar el amor de Cristo en cada detalle.

 El pastor Betanzos, trajo una palabra acerca de Jesus, y desafió a los presentes a tener un encuentro con Él. Al menos ocho personas pasaron al altar a recibir a Cristo o reconciliarse con Él, pero sabemos que Palabra de Dios no regresa vacía (Isaías 55:11), y confiamos en que la semilla que fue plantada en el corazón de cada uno de nuestros invitados especiales, va a germinar y dar fruto a su tiempo, en el tiempo perfecto de Dios.”

El propósito del evento no termina aquí. El compromiso de orar por todos esos invitados continúa, y estamos convencidos de que vamos a ser testigos de muchos milagros en las vidas de esas personas.

El proyecto Bernabé nos ha dado una serie de principios que nos han desafiado como iglesia a salirnos de nuestro estado de confort, a ir a aguas más profundas, a creer en la pesca milagrosa, a saber, que hemos sido llamados a crecer integralmente y a extender el Reino de Dios”.

Cambiar Idioma / Change Language: English

0